Mariel en rose

mi vida como mujer…

Mis amigas del alma… las primeras que me aceptaron como mujer

El segundo año del secundario fue en sus inicios algo difícil. Se había corrido la voz de lo que habían hecho aquellos cuatro chicos de quinto año conmigo. Es más, habían exagerado sus hazañas diciendo que los cuatro me habían sometido sexualmente y que yo, agradecida y feliz, había accedido varias veces a encontrarnos en algunas de las casas de ellos y que, inclusive, habían ido otros dos amigos del barrio a tener sexo conmigo. Mis compañeros de año me empezaron a hacer a un lado. Otros me decían que querían acostarse conmigo y como yo los rechazaba con firmeza, me decían muchas groserías e incluso, alguno que otro me lanzó algún golpe.

En cuanto a las chicas, en general tomaron también una actitud de distancia. Sólo dos de ellas (María del Cármen y Silvina) se me acercaron y conseguimos hacer, finalmente, una buena amistad. Yo terminé por confesarles mis sensaciones femeninas, pero les aclaré que aquello del baño el año anterior no lo había buscado. Que fui abusada por esos cuatro chicos pero que todo lo demás que se habló era mentira.No sé si desde un principio me creyeron, pero después de un tiempo sí lo hicieron y fue entonces que nuestra relación se hizo mucho más cercana. Ellas me hablaban de muchas cosas deliciosas de su mundo femenino y yo quedaba fascinada. Aprendí muchísimo con ellas y aún lo hago. Seguimos siendo excelentes amigas hoy en día.

De a poco me fueron considerando una igual. Me contaban sus secretos íntimos, los chicos que les gustaban y hasta me aconsejaban sobre qué chicos podrían interesarse por mí de verdad. Creo que lo hacían por amistad, pero no porque supieran algo que indicara que eso era cierto.

Iba seguido a la casa de ellas y llegamos a un punto de acercamiento que nos divertíamos muchas veces usando sus maquillajes. Ellas me permitían usarlos y fue allí que pude perfeccionar el hermoso arte del embellecimiento femenino. Un día Silvina me hizo cerrar los ojos porque quería darme una sorpresa. Así lo hice y esperé ansiosa. Las dos cuchicheaban y se escuchaban algunos ruidos desde el closet. Unos minutos después me dijeron que abriera los ojos. Delante mío estaban paradas las dos, sonrientes y felices. Silvina tenía en sus manos una peluca que después me enteré que era de su hermana mayor. Era de cabellos largos y rubios. Preciosa..!!

 

María del Cármen, en cambio, tenía en sus brazos un vestido, también de la hermana de Silvina. Era cortito y liviano como una brisa. De una textura tan suave como la seda. El de la foto no es exactamente igual, pero se le parece mucho en la forma. El vestidito aquel era de color rosa pálido con algunos detalles en blanco… ”Tomá, ponéte la peluca y el vestido, a ver cómo te queda…”, dijo Silvina. “Sí, Mariel (yo ya les había dicho que quería que me llamaran así cuando estuviéramos juntas) ponételos que nosotras te maquillamos un poquito… vas a quedar preciosa…!!!”

“Ah… pero esperá. Falta algo muy importante…!!” dijo otra vez Silvina. Se dio vuelta, abrió uno de los cajones de su mueble y después de revolver un poco, sacó dos bombachas, un corpiño y dos pares de pantymedias.

“Tomá, Mariel… te las regalo. Yo tengo mucha ropa interior. Me encantaría que las puedas usar vos”

No pude decir nada. Sólo agaché la cabeza y lloré. Estaba absolutamente emocionada y feliz. Agradecida a la vida por haber encontrado a estas dos amigas maravillosas…

Las abracé y las besé sin poder decir una sola palabra. Me extendieron la ropa y la peluca y me apuraron para que me pusiera todo en ese mismo momento. Yo dudé unos segundos y María del Cármen, dándose cuenta de qué era lo que me pasaba, me dijo “cambiate acá, Mariel… no te preocupes. Vos sos una chica igual que nosotras. Así te vemos y así te queremos”

Me quité casi a los tirones la odiosa ropa de varón y con la mayor delicadeza posible, me fui vistiendo con mi verdadera “piel”. La bombacha primero. Tomé mi pene y lo llevé hacia atrás, entre mis piernas. Levanté la bombacha y la acomodé para que mis órganos no se movieran. Me puse las pantymedias que sujetaban mejor aún, tanto que parecía una chica perfecta. Después el corpiño, tan delicado como las bombachas. Me quedaba todo perfecto, porque Silvina tenía aproximadamente mis medidas. No podía creer tanta felicidad…!!!

Nunca fui de tener demasiado bello en el cuerpo, y a esa edad casi no tenía nada. Así que todo lucía perfecto, como debía ser. Tomé el vestido y suavemente me lo pasé por la cabeza y lo fui dejando caer por mi cuerpo, sintiendo la caricia delicada de su roce por la piel desnuda.

Finalmente, la peluca. Era de cabello natural. La hermana de Silvina la había pagado un dineral. Fue lo primero que se compró con el primer sueldo que ganó. La usó para una fiesta en la que quería deslumbrar, y después casi no la volvió a usar.

Tímidamente y con el corazón latiéndome locamente, las miré a las chicas cuando terminé de vestirme. Ellas estaban casi tan felices como yo. Saltaban y reían y me decían piropos… Hicieron algunos retoques que én algunas cosas que yo no conocía por no tener la práctica. Me acomodaron los breteles del corpiño y del vestido y alquna que otra cosita. Me tomaron cadauna de un brazo y me llevaron frente a un gran espejo ubicado a un costado de la cama. No lo podía creer… Era un sueño. Era mágico. Era, al fin, una mujer como quería y debía ser. Me quedé en silencio, sólo observándome, acariciando el vestido, jugueteando con el cabello que caía sobre mis hombros. De a poco fui reaccionando y empezamos a charlar, a reír y a imaginar tantas cosas… Eramos (somos) tres amigas cabales, leales, inseparables.

Las adoro, chicas…!!! Mil gracias por estar siempre a mi lado. Sin ustedes no hubiera podido soportar la carga de no poder concretar tan hermoso sueño. Cuando estoy con ustedes (lamentablemente ya no podemos vernos tan seguido porque las dos están casadas y con hijos) soy lo que soy. Soy una mujer en todo sentido. Completa. Muy feliz.

—————————————————————————————–

Hola amigos y amigas…

Debido a que Blogger me suprimió los blogs recientemente, estoy reinciando todo otra vez. Por eso no van a encontrar el contenido que había antes en este post. Estoy tratando de reponer lo más que pueda de lo que había y siempre agregando cosas nuevas… También muchas fotos.

Les pido disculpas y espero que sigan visitándome.
Siempre encontrarán material de su interés y fotos de chicas hermosas…

Un beso grande y los espero.
Muchas gracias…!!!!

Mariel

15 octubre, 2008 - Posted by | mi vida como Mariel, travestismo | , , , , , ,

Aún no hay comentarios.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: