Mariel en rose

mi vida como mujer…

Mi primera ropa interior de mujer. Un dulce recuerdo

Nunca tuve una gestualidad amanerada, como suele decirse. No al menos en público, pero sí me esforzaba por caminar, moverme, gesticular y, fundamentalmente, pensar como una mujer siempre que tenía la ocasión.

Un poco por mi propio carácter, pero mucho más por ésta búsqueda de intimidad para poder sentirme liberada y con mi verdadera sexualidad, siempre fuí algo retraída y me sentí más cómoda pasando períodos prolongados en soledad que en compañía de alquien más.
Tuve amigos varones, pero más fueron chicas las que ocuparon ese lugar. Adoraba compartir muchas de sus cosas. Su manera de ver todo lo que las rodeaba, lo que les daba alegría o tristeza; la forma de reir. Su esencia femenina.
Sabía que debía actuar de la manera que todos esperarían de mí (más que saberlo, la realidad es que no me atreví a cuestionarlo, a desmentirlo), por eso es que me esforzaba por pasar tiempo con los varones y hasta jugar a la pelota de tanto en tanto.

Mientras tanto, los momentos de necesidad de ser poseída, penetrada, se hacían más intensos cada vez. Algo que me perturbaba a mis 12 años de edad y que trataba de sobrellevar de la mejor manera que podía. (…)

(…) Con esos sentimientos y sensaciones a flor de piel, impulsivamente abrí un par de cajones de la cómoda de las chicas hasta que encontré el de su ropa interior. No lo podía creer… Tenían muchísimas bombachas, corpiños, medias de nylon y varios camisoncitos. Sin pensarlo, me dejé llevar por el intenso deseo y tomé dos bombachas de las que estaban más al fondo. Supuse que esas serían las que menos usaban y que por eso no las echarían de menos enseguida. También saqué una pantymedia de color piel. Acomodé todo lo mejor que pude dentro de mi ropa interior y esperé, rogué que nadie notara nada: ni las bombachas entre mis ropas, ni la falta de ellas en el cajón de mis primas.

Llegamos a casa a mediodía. Dije que necesitaba ir al baño y salí como disparada. Tan rápido como pude me quité el pantalón y el canzoncillo. Tomé una de las bombachas y me la puse. Me iba muy bien; era de mi medida. Tomé mi pene, entreabrí las piernas y lo puse hacia atrás todo lo que pude.(…)

LEER EL TEXTO COMPLETO AQUÍ…



—————————————————————————————————-

Hola amigos y amigas…

Debido a que Blogger me suprimió los blogs recientemente, estoy reinciando todo otra vez. Por eso no van a encontrar el contenido que había antes en este post. Estoy tratando de reponer lo más que pueda de lo que había y siempre agregando cosas nuevas… También muchas fotos.

Les pido disculpas y espero que sigan visitándome.
Siempre encontrarán material de su interés y fotos de chicas hermosas…

Un beso grande y los espero.
Muchas gracias…!!!!

Mariel

9 octubre, 2008 - Publicado por | mi vida como Mariel, sexualidad, travestismo | , , , , , , ,

6 comentarios »

  1. Me encantó el relato. A mi me pasó algo muy pero muy parecido.
    Besos

    Comentario por Betty | 22 octubre, 2008

  2. Agrego más. cuando tenía 12 años no pude contenerme y me escape a una tienda del pueblo y me compre mi primer bombachita celeste, de nylon. La sensación que sentía cuando andaba con ella era increible. Me sentía realizada y muy erotizada. La guardaba fuera de casa, en unas matas cercanas. La presión de mi bombachita sobre las nalgas y la entrepierna, y la presión de sus suaves elásticos en mi cadera y en la parte alta del muslo eran – y siguen siendo – increiblemente hermosas.

    Comentario por Betty | 22 octubre, 2008

  3. Betty, preciosa…

    Me hacés muy feliz. No sólo porque me regales tu visita y que te haya gustado y éste recuerdo mío y que coincidamos en situaciones similares, sino porque compartas una partecita muy importante de tu experiencia.
    De verdad, me regalaste un precioso momento, Betty…!!

    Te dejo un besito muy cariñoso y ojalá te pueda ver seguido por aquí… será un placer.
    Chaucito
    Mariel

    Comentario por mariel | 22 octubre, 2008

  4. Gracias querida Mariel por tu comentario. Realmente me siento muy dientificada contigo, espero que podamos seguir comunicándonos con la misma franquesa. Besos. Betty

    Comentario por Betty | 23 octubre, 2008

  5. aunque nunca me sucedio una cosa parecida admiro y respeto tu valentia y franqueza para contarlo y de que manera uno puede estar ahi mismo palpando los sucesos te felicito quizas algun dia me de el valor de contar mis experiencias cuidate mucho guatusi—-

    Comentario por guatusi2 | 23 octubre, 2008

  6. Qué lindo tener gente tan hermosa visitando éste pequeño rinconcito mío (y de todos y todas, por supuesto…)
    De mi parte, siempre seré franca y sincera. Eso me propuse desde el inicio. Puedo caer en contradicciones algunas veces… pero será sólo atribuíble a las circunstancias o a mi mala memoria que me pueda engañar… Nunca será mala fé, lo prometo…
    Guatusi… Me encanta que estés también aquí. Te agradezco tus palabras y ojalá te animes a compartir tus experiencias. Todas son valiosas y pueden serle útiles a otras personas.

    Les dejo un besote enorme a ambos…
    Los espero siempre por aquí…
    Mariel

    Comentario por mariel | 23 octubre, 2008


Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.

%d personas les gusta esto: